Prevención y Calidad

Gastroenteritis

La gastroenteritis es una inflamación del estómago y los intestinos. Es una condición muy común que requiere atención inmediata. Esta condición puede ser causada por virus, bacterias y reacciones alérgicas a ciertos alimentos.

Los síntomas suelen empezar uno a dos días después de entrar en contacto con el virus que causa gastroenteritis. La condición puede durar de 1 a 10 días. Los síntomas más comunes son: diarreas, vómitos, dolor de cabeza, náuseas y gases estomacales. Es importante que te comuniques con tu médico si estos síntomas persisten o empeoran por más de 24 a 48 horas. Un tratamiento en tu casa implica una buena hidratación (tomar mucho líquido) y una dieta libre de grasas.

RECOMENDACIONES

  1. Dieta
    • Mantener una alimentación libre de grasas.
    • No consumir carnes, productos lácteos (leche, quesos y mantecados) o cítricos (china, toronja y piña).
    • Consumir galletas de soda, “corn flakes” sin leche, gelatinas y puré de manzana.
    • En el caso de los niños, después de parar los vómitos, pueden consumir guineo maduro, manzanas, arroz y jugos claros (no cítricos o ácidos).
    • Tomar líquidos, tales como agua purificada, sodas y “Pedialyte”.
    • Evitar el contacto con aguas contaminadas o no purificadas. Estas pueden contener virus y bacterias.

  2. Visitar al médico
    • Tan pronto se presenten los síntomas.
    • Si los síntomas de vómitos, diarreas y dolor de cabeza duran más de 48 horas en adultos, o 24 horas en los niños.
    • Si las diarreas son de color verde o tienen sangre.

  3. Prevención
    • No compartir utensilios, vasos, platos, tenedores o cucharas, y lavarlos bien luego de usarlos.
    • Lavar las frutas y los vegetales antes de consumirlos.
    • Cocinar los alimentos cuidadosamente.
    • Hervir y filtrar el agua antes de consumirla.
    • Lavarse las manos después de ir al baño o cambiar pañales de bebé.
    • Quitar toda la ropa de cama que se haya contaminado con vómito o materia fecal, y lavarla inmediatamente.
    • Manejar con cuidado la ropa sucia, sin sacudirla, para evitar que se propaguen los virus.
    • Limpiar y desinfectar inmediatamente las superficies contaminadas, después de un episodio de vómitos o diarrea. Usa un limpiador de uso doméstico a base de cloro.

RECORDEMOS…

No importa tu edad o procedencia, cualquiera se puede contagiar con gastroenteritis viral. Los niños pequeños corren mayor riesgo que los adultos. Lo más importante del tratamiento contra la gastroenteritis en niños y adultos es evitar la pérdida severa de líquidos (deshidratación). El tratamiento debe comenzar en casa. Tu médico te puede dar instrucciones específicas acerca de los tipos de líquidos que debes tomar.

Referencia: www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/Norovirus/