Lo que necesitas saber

“En enero: gym, dieta, dejar de fumar…” ¿Otra vez?

El Año Nuevo tiene una magia especial. Nos hace pensar en nuevos comienzos y en que los próximos 12 meses lo vamos a hacer mejor. Y ahí estamos, papel en mano, haciendo la lista de nuestras resoluciones para llevar una vida más saludable. Pero somos pocos los que después del emocionante abrazo y el ¡Feliz Año! logramos cumplir nuestras resoluciones. Empezamos a aplazar, olvidar y abandonar. ¿Qué estamos haciendo mal?

Resolución 1- “El primero de enero empiezo la dieta”.
Del lechón y morcillas al arroz integral. Nada es imposible, pero seamos francos, estos cambios no se logran de la noche a la mañana. Quizá si la meta fuera comer saludablemente tendríamos más éxito. Así que es mejor introducir pequeños cambios en tu alimentación, como: reducir las porciones, sumar frutas y vegetales y aumentar el consumo de agua.
Es importante consultar con el médico o nutricionista cualquier cambio que pueda afectar la salud.

Resolución 2- “Me voy a meter en el gym”.
No te inscribas en un gimnasio si no estás seguro de que vas a asistir, al menos, tres veces por semana. Plantéate metas claras y realizables. Pensar que en un par de meses pasaremos del sofá al maratón de New York es una apuesta segura al fracaso. Recuerda que lo importante es realizar actividad física acorde con tu edad y condiciones de salud. No es sólo ir al gym. Caminar, nadar, pasear en bicicleta y bailar, también cuentan. Eso sí, tu médico debe darte el visto bueno.

Resolución 3- “Voy a dejar de fumar”.
¡Excelente decisión! Pero debes saber que muy pocas personas logran dejar de fumar por sí solas. Lo mismo vale para el abuso de alcohol y otras drogas. Podrías necesitar la ayuda de profesionales de la salud, además de una gran fuerza de voluntad. Por supuesto que dejar de fumar no es imposible. Lo más importante es tener claro por qué quieres dejarlo y no frustrarte ante los fracasos. Nunca dejes de intentarlo.

Resolución 4- “Tengo que reducir el estrés”.
Identifica cuál es el origen de tu estrés y cómo puedes mitigarlo. Empieza por dormir un mínimo de 8 horas diarias. Otros pasos que puedes tomar son: practica la meditación, dedica tiempo a una actividad que disfrutes, comparte con tus seres queridos y, sobre todo, asegúrate unas carcajadas al día.

¿Cuáles son tus resoluciones de salud para el 2015?
Para que no se desinflen empezando el año, sigue estas recomendaciones:

  • Sé realista y sólo plantéate metas que puedas cumplir.
  • Celebra tus progresos, por pequeños que sean.
  • Sé flexible. No te frustres si una meta se está volviendo irrealizable. Adáptala y sigue adelante.
  • Busca apoyo y comparte tus resoluciones con alguien que te motive y con el que te sientas comprometido.
  • Y, lo más importante, confía en ti. ¡Claro que puedes!